Santo de los Últimos Días: ¿Estaría de acuerdo de tomar el desafío de los Romanos?

Por Eric Johnson

La vida viene con presuposiciones. No importando quien sea, todo aspecto de su vida le ha influenciado, desde la cultura (en donde se crió) hasta las personas de su comunidad (empezando por sus padres y continuando con sus maestros y amigos). Usted ha sido influenciado, aun sin darse cuenta.

Cuando uno viaja a otro país, esto es fácil de ver. Por ejemplo, considere de qué forma piensa y actúa la gente de, vamos a decir, China, comparado con la gente que se crió en la Arabia Saudita. A menos que usted haya vivido allí, las dos culturas le parecen extrañas. Aunque toda persona tenga ciertos rasgos individuales, determinar cuál haya sido nuestra crianza y nuestros antecedentes ayudará a explicar quiénes somos como personas.

Debemos de comprender algo, sin embargo. La verdad es muy limitada.  O existe la gravedad…o no existe.  Si es la primavera, entonces no es el otoño.  Y si el agua requiere una hora de congelación para formar hielitos, entonces no tendría caso poner un vaso de agua en el microondas y esperar a que se hagan hielos, no se formarán, no importando cuanto tiempo estén allí.

Lo mismo se aplica a la fe religiosa. Cuando comparamos dos religiones diferentes que son contrarias la una con la otra (por ejemplo en cuanto a ¿quién es Dios? ¿Qué se requiere para la ‘salvación’? y ¿Cuáles son las escrituras?), es imposible que las dos sean verdaderas. El principio de “no contradicción” es un principio clásico de la lógica que dice que nada puede ser y no ser al mismo tiempo y en el mismo sentido (ej. Una camisa de 100% algodón no puede ser también 100% lana). En términos religiosos, si el Islam es verdad, (que hay un solo Dios – Alá, la salvación viene a través de seguir las Cinco Pilares de la Fe, y que la escritura verdadera es el Corán), entonces por definición, el Hinduismo (que existen muchos dioses, la salvación viene por medio de la reencarnación/karma, y la escritura incluye el Veda) no puede ser verdadero. Consideremos el primer ejemplo; es imposible que haya un solo Dios en existencia, (excluyendo a todos los demás dioses) y sin embargo que a la vez existan otros dioses. Las dos creencias se refutan mutuamente.

Al considerar la verdad de la Biblia, hay pruebas importantes que podemos hacer para ver si esta colección de libros antiguos es autoritaria. (Recomiendo que visite aquí para más información de este tema.) Vamos a asumir que realmente podemos confiar en la Biblia como la Palabra de Dios para nosotros hoy día.  La única manera que podemos saber lo que enseña es por medio de leer sus palabras (en contexto) para poder determinar justamente lo que los autores originales de los 66 libros querían decir.

El libro de Romanos fue escrito en Corinto por el Apóstol Pablo alrededor del año 57 D.C. durante el tercer viaje misionero de Pablo (vea Hechos 20). Fue escrito para una audiencia Cristiana, mayormente Gentil (Romanos 1:13). Este libro presenta el mensaje del evangelio sistemáticamente de una manera directa. Sus temas de la fe y las obras, la ley y la gracia, el pecado y la justicia, y el juicio y la justificación dominan la obra entera. La reconciliación con Dios es el premio por tener una fe verdadera.

¿Cree que es importante leer la Biblia? Si la respuesta es sí, entonces me gustaría desafiarle a leer el libro de Romanos. Aunque la versión Reina-Valera es el estándar de hace mucho tiempo, nos gustaría recomendar que lea el libro de Romanos en una versión más moderna (y por lo tanto más entendible) como la Nueva Biblia Latinoamérica de Hoy, la Nueva Versión Internacional o la Nueva Traducción Viviente. Una buena traducción toma el lenguaje original (Griego en el Nuevo Testamento) y convierte el significado en palabras entendibles al español. El significado original no debe cambiarse de lo que originalmente fue la intención del autor. ¿Qué de malo puede resultar al leer (una vez) una versión diferente? (Un buen sitio de Internet donde se puede hallar una buena traducción es www.biblegateway.com donde puede leer las traducciones mencionadas.)

Cualquiera que sea la versión que elija, lea el libro de Romanos por completo (sin parar, si puede). Tomar algunas notas (con referencias de los versículos) le ayudará a comprender lo que dice el autor. Subraye los versículos más importantes también.  Pregúntese a sí mismo, “¿Mi sistema religioso coincide con el mensaje que Pablo ha escrito en este libro?” Si es que sí coincide, entonces va en el camino correcto.  Si no coincide, entonces quizás debe considerar la posibilidad de que su religión no es tan bíblica como lo había pensado.

Sugerimos que se detenga en este punto y ya no lea más hasta que haya tenido la oportunidad de leer el libro de Romanos. Usted debe llegar a su propia conclusión referente a este tema. Cuando haya terminado, le invitamos a que regrese a esta página 4 para discutir el evangelio de Cristo.

¡Bienvenido de nuevo!

Me alegra que haya regresado después de leer el libro de Romanos. Con sus apuntes, comparemos para ver si somos del mismo pensar.

Primero, veamos mi lista personal de los 25 versículos más importantes – apuesto a que muchos de ellos son los mismos que usted ha subrayado. Algunos versículos he combinado con uno o dos otros para poder dar un mejor contexto. Favor de revisar los comentarios después de cada pasaje (¿Qué dice este pasaje?) y observa si mi análisis encaja con el contexto original.

VERSÍCULOS CLAVES de Romanos (de la NVI)

1. Romanos 1:16-17: “A la verdad, no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos primeramente, pero también de los gentiles. De hecho, en el evangelio se revela la justicia que proviene de Dios, la cual es por fe de principio a fin, tal como está escrito: «El justo vivirá por la fe.»’”

¿Qué dice este pasaje?

  1. La salvación verdadera viene a “todos los que creen.”

2. Romanos 1:20: “Porque desde la creación del mundo las cualidades invisibles de Dios, es decir, su eterno poder y su naturaleza divina, se perciben claramente a través de lo que él creó, de modo que nadie tiene excusa.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. Dios se ha revelado desde el comienzo del mundo.
  2. Esta “revelación general” se puede ver por la misma creación del mundo (por ejemplo el diseño del mundo tal cómo está no podría hacerse sin un arquitecto – el Gran Diseñador – quien lo hubiera diseñado).
  3. Todos tienen que rendir cuentas al hecho de que hay un Dios.
  4. Esencialmente, todo el mundo sabe – en lo más profundo – que existe más de lo que se puede comprobar empíricamente.

3.  Romanos 2:29: “El verdadero judío lo es interiormente; y la circuncisión es la del corazón, la que realiza el Espíritu, no el mandamiento escrito. Al que es judío así, lo alaba Dios y no la gente.

¿Qué dice este pasaje?

  1. “La circunsición” de la que se refiere aquí no es una cirugía al órgano corporal del hombre, sino que es una referencia a la transformación del corazón.
  2. Una persona no puede agradar a Dios de manera legalística a través de seguir “el mandamiento escrito” (la ley).
  3. Esencialmente, a Dios le interesa más el corazón y la actitud de una persona que sus acciones (vea 1 Sam. 15:21, Oseas 6:6).

4. Romanos 3:20: “Por tanto, nadie será justificado en presencia de Dios por hacer las obras que exige la ley; más bien, mediante la ley cobramos conciencia del pecado.”

 ¿Qué dice este pasaje?

  1. Es imposible agradar a Dios meramente por medio de seguir las reglas y regulaciones de la ley del Viejo Testamento.
  2. El propósito de la ley es ayudar a las personas a comprender que nadie alcanza los estándares de Dios.
  3. Esencialmente, nadie puede guardar toda la ley, que fue originalmente dada para ayudar a las personas a comprender que necesitaban ayuda para recuperarse de su padecimiento.

5. Romanos 3:22-24: “Esta justicia de Dios llega, mediante la fe en Jesucristo, a todos los que creen. De hecho, no hay distinción, pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios, pero por su gracia son justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. Una persona recibe la justicia a través de la fe (el creer).
  2. Todos han pecado, y no alcanzan lo que Dios deseó originalmente.
  3. Los creyentes son justificados por la gracia por medio de lo que hizo Jesús, y no por algo que puedan hacer ellos mismos.
  4. Esencialmente, todos son pecadores pero pueden ser perdonados por la obra de Jesús en la cruz.

6.  Romanos 3:28: “Porque sostenemos que todos somos justificados por la fe, y no por las obras que la ley exige.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. La justificación viene “solamente por la fe” (estas son las palabras exactas de este versículo en la traducción de José Smith, o Versión Inspirada).
  2. No podemos ganar la justificación por nuestras obras “buenas”.
  3. Esencialmente, guardar cuidadosamente la ley y observar sus preceptos nunca harán que una persona entre al cielo, porque la ley es imposible de guardar.

7. Romanos 4:4-5: “Ahora bien, cuando alguien trabaja, no se le toma en cuenta el salario como un favor sino como una deuda. Sin embargo, al que no trabaja, sino que cree en el que justifica al malvado, se le toma en cuenta la fe como justicia.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. El cheque de pago se gana basado en el trabajo de uno, y no es recibido como regalo.
  2. Una persona que es pecador y confía en Dios, no recibe justificación por sus propios méritos.
  3. Es la fe de la persona que se le acredita como justicia (vea Hebreos capítulo 11).
  4. Esencialmente, es imposible trabajar para la salvación (la justificación), porque ésta solo se da por medio de la fe.

8. Romanos 4:23-24: “Y esto de que «se le tomó en cuenta» no se escribió sólo para Abraham, sino también para nosotros. Dios tomará en cuenta nuestra fe como justicia, pues creemos en aquel que levantó de entre los muertos a Jesús nuestro Señor.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. Así como a Abraham, Dios “acredita” la justicia a los que creen en el Jesús bíblico.
  2. Si Dios da la justicia, entonces es imposible ganar la justicia.
  3. Esencialmente, el crédito de la justicia solo está disponible a los que son Cristianos que tiene fe.

9. Romanos 5:1-2: “En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. También por medio de él, y mediante la fe, tenemos acceso a esta gracia en la cual nos mantenemos firmes. Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. Repite el tema de los últimos dos capítulos: La justificación viene “solamente por la fe.”
  2. Es posible tener paz con Dios a causa de esta justificación (vea Fil. 4:7).
  3. Esta justificación viene solamente por la gracia de Dios (vea Efesios 2:8-9).
  4. Es hasta posible “jactarse” de lo que Dios ha hecho por el creyente justificado.
  5. Esencialmente, hay una esperanza que tiene un Cristiano que solo viene a través de la fe (y no de esfuerzos personales).

10. Romanos 5:8: “Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. Dios nos ama tanto que Jesús fue mandado a morir por nuestro pecado.
  2. Somos justificados por el sacrificio que hizo Jesús.
  3. Esto quiere decir que los creyentes no tendrán que sufrir la ira de Dios que fue debida al pecado.
  4. Esencialmente, la expiación de Jesús nos ha librado de una eternidad en el infierno.

11. Romanos 5:19: Pero la transgresión de Adán no puede compararse con la gracia de Dios. Pues si por la transgresión de un solo hombre murieron todos, ¡cuánto más el don que vino por la gracia de un solo hombre, Jesucristo, abundó para todos!

¿Qué dice este pasaje?

  1. El pecado de Adán trajo condenación a toda persona (que es contrario al mensaje de 2 Nefi 2:25).
  2. La obra de la expiación de Jesús en la cruz hizo que fuera posible que las personas llegaran a ser justos (a través del creer).
  3. Esencialmente, la obra de Jesús es más poderosa (completamente eficaz) comparada con las consecuencias del pecado que entró por el pecado de Adán.

12.  Romanos 6:1-2: “¿Qué concluiremos? ¿Vamos a persistir en el pecado, para que la gracia abunde? ¡De ninguna manera! Nosotros, que hemos muerto al pecado, ¿cómo podemos seguir viviendo en él?

¿Qué dice este pasaje?

  1. Solo porque un Cristiano haya sido salvado por la gracia no quiere decir que deba pecar intencionalmente.
  2. Si el creyente ha muerto al pecado, entonces no querrá pecar “como el diablo.”
  3. Esencialmente, el Cristiano no puede obtener más gracia al pecar más – tal idea es lógicamente falible.

 13. Romanos 6:12: Por lo tanto, no permitan ustedes que el pecado reine en su cuerpo mortal, ni obedezcan a sus malos deseos.

¿Qué dice este pasaje?

  1. Las buenas obras son importantes…pero solo después de que una persona haya sido justificado por la fe. 
  2. Los creyentes no deben de practicar el pecado intencionalmente (vea Gál. 5:22-25).
  3. Esencialmente, los Cristianos (que ya han sido salvados) deben disciplinarse para vivir vidas de justicia.

14. Romanos 6:22-23: “Pero ahora que han sido liberados del pecado y se han puesto al servicio de Dios, cosechan la santidad que conduce a la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. Los Cristianos ya no son bajo la esclavitud del pecado.
  2. Esto quiere decir que ya no son obligados a inclinarse a las exigencias del pecado.
  3. La santidad es vital en el proceso de la santificación.
  4. El pecado no tratado (no perdonado) lleva a la muerte eterna.
  5. Dios le ha proveído al creyente un regalo, la vida eterna, que no se puede comprar sino que solo se puede hallar en una verdadera relación con Jesús.
  6. Esencialmente, el Cristiano es liberado del pecado mortal y ha recibido la vida eterna como regalo.

 15. Romanos 7:4: “Así mismo, hermanos míos, ustedes murieron a la ley mediante el cuerpo crucificado de Cristo, a fin de pertenecer al que fue levantado de entre los muertos. De este modo daremos fruto para Dios.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. La ley del Viejo Testamento ha sido cumplida en Jesucristo (vea Mat. 5:18).
  2. Debido a que la ley se ha muerto, entonces somos “divorciados” de los pecados y por siguiente librado de nuestra obligación.
  3. Esencialmente, ya seguimos a otro (Jesús), el que fue resucitado de entre los muertos.
  4. Nuestro propósito al ya ser justificado es ser santificado.
  5. Esencialmente, los Cristianos ya no están en deuda con la ley, sino con la gracia.

16.  Romanos 7:18-20: “Yo sé que en mí, es decir, en mi naturaleza pecaminosa, nada bueno habita. Aunque deseo hacer lo bueno, no soy capaz de hacerlo. De hecho, no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. Y si hago lo que no quiero, ya no soy yo quien lo hace sino el pecado que habita en mí.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. Por causa de mi pecado, yo nunca podré ser lo suficiente bueno.
  2. No es porque no quiera hacer lo bueno – es solo que mi pecado me previene de ser “bueno.”
  3. Yo hago las cosas que no quiero, es que el pecado está a mi disposición.
  4. Mi naturaleza pecaminosa es tan poderosa que naturalmente tengo tendencia a seguir ese camino.
  5. Esencialmente, nadie – ni siquiera un Cristiano salvado – puede lograr la “perfección” en esta vida.

17. Romanos 8:1-2: “Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús, pues por medio de él la ley del Espíritu de vida me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte.

¿Qué dice este pasaje?

  1. Los que tienen una relación con Jesús ya no están bajo la condenación del pecado.
  2. La condenación del pecado (la muerte) ha sido sustituido por el Espíritu Santo.
  3. Esencialmente, la libertad del pecado y de la muerte es dada por Dios al creyente Cristiano.

18. Romanos 8:12-13: “Por tanto, hermanos, tenemos una obligación, pero no es la de vivir conforme a la naturaleza pecaminosa. Porque si ustedes viven conforme a ella, morirán; pero si por medio del Espíritu dan muerte a los malos hábitos del cuerpo, vivirán.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. Nuestra obligación como creyentes no es al mundo y a la carne.
  2. Los que no han sido perdonados morirán tanto físicamente, como espiritualmente (eternamente).
  3. Los que son perdonados morirán físicamente, pero no espiritualmente (eternamente).
  4. Esencialmente, los Cristianos son mandados a vivir según la forma que Dios desea que vivan.

19. Romanos 8:38-39: “Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor.

¿Qué dice este pasaje?

  1. Nada puede separar al creyente del amor de Dios.
  2. Podemos saber que somos perdonados y que tenemos vida eterna (vea 1 Juan 5:13).
  3. Repetimos que al ser justificado, llegamos a ser hijos de Dios (vea 8:13).
  4. Esencialmente, una vez que un individuo tenga a Jesús en su corazón, no se puede separar el amor de Dios de aquel individuo.

20. Romanos 9:16: “Por lo tanto, la elección no depende del deseo ni del esfuerzo humano sino de la misericordia de Dios.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. La salvación no está basada en lo que hacemos. 
  2. Está basada en el perdón de Dios proveído por medio su misericordia (Él no nos da lo que merecemos, que es muerte eterna). Esencialmente, la misericordia no puede meritarse por las buenas obras del hombre.

21. Romanos 10:9-10, 13: “que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo…porque «todo el que invoque el nombre del Señor será salvo.’”

 ¿Qué dice este pasaje?

  1. Debe creer que Jesús es su Señor.
  2. Debe aceptar la resurrección de Jesús como verídica.
  3. Su creencia significa que es justificado ante Dios.
  4. Nuestra creencia del corazón es confirmada por lo que proclamamos con nuestros labios.
  5. Todo el que clame al nombre del Dios verdadero es salvo.
  6. Esencialmente, la resurrección a la vida solo viene a los que creen en el Jesús bíblico.

22. Romanos 12:1-2: “Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. Ofrézcase como un “sacrificio vivo” – muerto al pecado, vivo en Cristo, para poder tener la alabanza verdadera.
  2. No permita que el pecado (el patrón típico de este mundo) continúe dominándolo.
  3. Renueve su mente (lo que piensa afecta la forma en que se comporta).
  4. Solo entonces podrá saber lo que Dios desea que haga – podrá vivir de manera justa para Él, y no seguir los patrones pasados.
  5. Esencialmente, los Cristianos pueden saber las intenciones de Dios cuando se entregan completamente a Dios.

23. Romanos 13:14: “Más bien, revístanse ustedes del Señor Jesucristo, y no se preocupen por satisfacer los deseos de la naturaleza pecaminosa.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. Viva una vida santificada – esto es posible después de que una persona haya recibido el Espíritu Santo.
  2. No satisfaga los deseos de la carne.
  3. Esencialmente, los Cristianos deben revestirse de Jesús, no de sus deseos carnales.

24. Romanos 14:8: “Si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos o que muramos, del Señor somos.

¿Qué dice este pasaje?

  1. Cristo debe estar presente en cada aspecto de la vida del creyente.
  2. No importando lo que pase – en la vida o la muerte – el creyente pertenece a Dios.
  3. Esencialmente, el Cristiano puede vivir para Jesús al 100% y sin temor.

25. Romanos 15:17: “Por tanto, mi servicio a Dios es para mí motivo de orgullo en Cristo Jesús.”

¿Qué dice este pasaje?

  1. Esencialmente, los Cristianos, como creyentes redimidos, hacen todo para la gloria de Dios (vea Col. 3:23).

Ahora vamos a resumir estos 25 versículos (y la totalidad del libro de Romanos) en 12 puntos:

1. Dios se ha manifestado, tanto a través de revelación general, como también a través de revelación especial (proveída para nosotros en Su Palabra – vea 2 Tim. 3:15-16).

2. Todos han nacido en el pecado.

3. Al seguir solos, continuaremos siendo dominados por nuestro pecado, que lleva a la muerte espiritual.

4. Sin embargo, Jesucristo vino a esta tierra para redimir a Su pueblo (vea Mat. 1:21) a través de su obra redentora en la cruz (vea 2 Cor. 5:21).

5. Cualquier que acepte a Jesús como Salvador llega a ser nueva creación en Cristo (vea 2 Cor. 5:17).

6. Para tal persona – lo llamaremos ‘Cristiano’-  el pecado pierde su poder y su aguijón (vea 1 Cor. 15:55-57).

7. Legalmente, Dios mira a los Cristianos como personas perdonadas, aunque no llegamos a ser perfectos.

8. Una vez que el Cristiano haya sido justificado ante Dios por medio de la fe, él o ella ya no está bajo el poder del pecado.

9. Si este es el caso, entonces los Cristianos ya no deben vivir según las demandas del pecado.

10. Esto será una batalla – es una lucha, como dice Pablo – el mismo hecho que sea una lucha significa que la consciencia que el Espíritu Santo nos provee está activa y nos advierte en cuanto a los deseos pecaminosos.

11. Los Cristianos le traen gloria a Dios a través de las buenas obras, pero hay que notar que no son las obras que en el primer lugar pone al creyente bien con Dios.

12. En conclusión, el Cristiano puede “gloriar a Jesucristo” en servirle por el resto de su vida.

El libro de Romanos presenta el evangelio de manera tan poderosa. Es tan diferente a cualquier otra religión del mundo. Es porque en todas las filosofías/religiones del mundo fuera del Cristianismo preguntan, “¿qué puedo hacer para Dios?” para poder obtener Su Justicia. Por lo tanto, se requiere que el:

  • Musulmán obedezca las Cinco Pilares de la Fe;
  • El Hindú y el Budista mediten y esperen llegar a un mejor lugar al extinguirse;
  • El judío debe guardar la ley;
  • El Testigo de Jehová tiene la obligación de seguir las enseñanzas de la organización Watchtower, por medio de estudiar las enseñanzas de este grupo en revistas y en libros.

Si se les preguntara a los seguidores de estas religiones que si en este momento murieran, irían al mejor lugar que ofrece su religión, ellos no podrían contestar con certidumbre que sí.

Basado en el libro de Romanos, ¿usted se consideraría un “Cristiano”?

Puesto que este artículo aparece en un sitio dirigido hacia los Santos de los Últimos Días (note que ésta es la primera vez que hemos mencionado el término SUD o Mormón), considere lo que dice 2 Nefi 25:23 en el Libro de Mormón: “pues sabemos que es por la gracia por la que nos salvamos, después de hacer cuanto podamos.” Mientras, Doctrina y Convenios 14:7 cita a Dios como diciendo, “Y si guardas mis mandamientos y perseveras hasta el fin, tendrás la vida eterna, que es el mayor de todos los dones de Dios.” (Esto genera la pregunta, ¿cómo se puede considerar algo como un don si es que la persona debe hacer algo –“guardar los mandamientos”- para obtenerlo?)

¿El mensaje de estas dos escrituras Mormonas es el mismo que describe Pablo en el libro de Romanos? Consideremos algunas enseñanzas de los presidentes Mormones para ver qué opinan de este tema:

  • El segundo Presidente Brigham Young: “Cada ordenanza, cada mandamiento y requisito es necesario para la salvación de la familia humana” (Discourses of Brigham Young, p. 152. También vea el manual de la iglesia Teachings of Presidents of the Church – Brigham Young, p. 18).
  • 4º Presidente Wilford Woodruff: “COMO OBTENER LA COMPLETA SALVACION “Si yo obtengo la salvación, será a través de guardar las leyes de Dios” (The Discourses of Wilford Woodruff, p. 23. También vea el manual de la iglesia Teachings of Presidents of the Church: Wilford Woodruff, p. 71).
  •  5º Presidente Lorenzo Snow: “El verdadero evangelio requiere de las obras.” (The Teachings of Lorenzo Snow, pp. 16-17).
  • 6º Presidente Joseph F. Smith: “Yo no creo que el hombre sea salvo en esta vida a través de creer, o profesar creer en el Señor Jesucristo, sino que él debe perseverar hasta el fin y guardar los mandamientos que se dan” (Conference Reports, April 1915, p. 119).
  • 10º Presidente Joseph Fielding Smith: “Una de las doctrinas más perniciosas jamás abogada por el hombre es la doctrina de ‘la justificación solo por la fe’ que ha entrado en el corazón de millones desde los días de la supuesta ‘reforma’” (The Restoration of All Things, 1964, p. 192).
  • “Se requiere que hagamos todo lo que podamos hacer para nosotros mismos. Debemos de hacer nuestro propio arrepentimiento; se nos requiere obedecer cada mandamiento y vivir conforme a cada palabra que procede de la boca de Dios.  Si hacemos esto, entonces somos liberados de las consecuencias de nuestros propios pecados. El plan de la salvación está basada en este fundamento. Ningún hombre puede ser salvo sin antes obedecer estas leyes” (Joseph Fielding Smith, The Way to Perfection, p. 172).
  • 12º Presidente Spencer W. Kimball: “Una de las doctrinas más falaces originadas por Satanás, y que el hombre propone, es que el género humano se salva únicamente por la gracia de Dios’ y que la fe sola en Jesucristo es cuanto se requiere para la salvación.” (El Milagro del Perdón, p. 207. También vea el manual de la iglesia  The Book of Mormon Student Manual Religion 121 y 122, 1989, p. 36).
  • 16o Presidente Thomas S. Monson: “Dios nuestro Padre, y Jesucristo nuestro Señor, han indicado el camino hacia la perfección. Nos llama a seguir verdades eternas y a llegar a ser perfectos, tal como ellos son perfectos (vea Mateo 5:48; 3 Nefi 12:48)” (“An Invitation to Exaltation,” Liahona (Edición de Conferencia), May 1988, p. 54).

¿Son estas enseñanzas consistentes con las de otros líderes? Considere:

  • El Apóstol Francis M. Lyman, “Sin las obras de justicia no es posible salvar a un hombre” (July 19, 1896, [mensaje de conferencia de Estaca], Collected Discourses 5:164).
  • El Apóstol John A. Widtsoe: “Debemos pagar por todo lo que obtengamos. Si hacemos algo, recibiremos algo; si hacemos nada, nada recibimos.  Eso es un principio universal, que se ve desde la economía hasta la religión, sea en la tierra o en el cielo. El precio no siempre será grande, pero siempre se debe de pagar. Solo al pagar el precio podemos presentar una reclamación a nuestras posesiones. Solo al pagar el precio, y hasta ese grado, podemos esperar el gozo que es objetivo de la existencia. . . La diferencia entre las dos doctrinas es entre verdad y no-verdad, entre la luz y la oscuridad. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días está en la plena oposición a cualquier doctrina que no requiera que el hombre, al ser provisto con los medios, se muestre digno diariamente, para poder alcanzar los deleites terrenales y celestiales (An Understandable Religion, pp. 80, 83).
  • El Apóstol Elray L. Christiansen: “Mis hermanos y hermanas, todos debemos estar orgullosos de nuestros antepasados. Algunos de nosotros, sin embargo, nos olvidamos del dicho ‘no importa cuán alto haya sido su abuelo, usted tiene que crecer por sí mismo’. Así que en esta Iglesia grandiosa- nosotros nos tenemos que dar cuenta que la salvación es un asunto individual, que nadie de nosotros puede entrar al reino celestial siendo llevado por otro.  Debemos ganar nuestra propia posición, tanto aquí como en el más allá. Meramente reconocer que Dios vive y que ésta sea la Iglesia de Jesucristo no nos salvará, sino que nos salva la aplicación de este conocimiento al hacer buenas obras” (Conference Reports, Octubre 1952, pp. 53-54).
  • El Apóstol LeGrand Richards: “Una enseñanza errónea de muchas iglesias Cristianas es: que solo por la fe somos salvos. Esta falsa doctrina liberaría al hombre de la responsabilidad de sus acciones, fuera de confesar alguna creencia en un Dios, y enseñaría que no importando cuán grande el pecado, una confesión resultará en la salvación y el perdón completo.” (A Marvelous Work and a Wonder, p. 24).
  • El Apóstol Mark E. Petersen: “Ni siquiera las bendiciones de Dios vienen sin que pongamos esfuerzo de nuestra propia parte. Debemos de ganarlas a través de la obediencia a las leyes que son para nosotros fundamentales” (Faith Works! p. 298).
  • El Apóstol Bruce R. McConkie: “La salvación viene por medio de la obediencia a la ley entera del evangelio entero. José Smith dijo: ‘La persona que es exaltada a la mansión más alta tiene que guardar la ley celestial, además de la ley entera.’ Por lo tanto, un hombre puede ser condenado por un solo pecado” (Doctrinal New Testament Commentary 3:256).
  • “‘La Salvación es gratis’ (2 Ne. 2:4), pero también se tiene que comprar; y el precio es la obediencia a las leyes y las ordenanzas del evangelio” (Bruce R. McConkie, Doctrinal New Testament Commentary 3:461).
  • Miembro de la Primera Presidencia Marion G. Romney: “No habrá modo de que los gobernantes nos hagan pasar por esas puertas del cielo. Ni tampoco podrá uno llegar siendo llevado en la espalda de otro. Cada hombre debe entrar basado en sus propios méritos. Esto hay que aprender aquí y ahora.” (“In Mine Own Way,” Ensign (Conference Edition), Noviembre 1976, pp. 124-125).
  • El Apóstol Boyd K. Packer: “Hasta la gracia de Dios prometida en las escrituras viene sólo después de hacer ‘cuanto podamos’” (“The Brilliant Morning of Forgiveness,” Liahona (Edición de Conferencia), Noviembre 1995, p. 19).
  • El Apóstol Neil A. Maxwell: “Por lo tanto, hermanos y hermanas, junto con el gran obsequio de la resurrección universal y personal, también existe la posibilidad personal de meritar la vida eterna” (“Applying the Atoning Blood of Christ,” Liahona (Edición de Conferencia), Noviembre 1997, p. 23).
  • El Apóstol Joseph B. Wirthlin: “El amor de Dios es completo y sin límite para usted y para toda la humanidad. Él es perfectamente justo y perfectamente misericordioso. Él es perfectamente bondadoso y comprende sus circunstancias y condición. Él lo conoce a usted más que usted se conoce a sí mismo. Por lo que su Padre Celestial es perfecto, usted puede tener completa fe en El. Puede guardar Sus mandamientos a través de esforzarse por hacerlo. ‘¿Se tratan de todos los mandamientos de Dios?’ quizás se pregunte. ¡Sí! Todos ellos!” (“Growing into the Priesthood,” Liahona (Edición de Conferencia), Noviembre 1999, p. 40.)

Estos son solo algunas citas de los líderes SUD que explican lo que el Mormonismo dice que debe de hacer una persona para obtener la salvación (la justificación). Después de leer el libro de Romanos, ¿diría que estos líderes son acertados en sus evaluaciones? Si no, ¿es posible que el Mormonismo no esté enseñando verdad bíblica?

Para más información, lo invitamos a mirar más a fondo nuestro sitio de internet. Si tiene preguntas o le gustaría saber acerca de cómo poder saber que es justificado y que tiene vida eterna, entonces favor de contactarnos a ([email protected] ). En verdad nos importa.

Traducción al Español

Bethany Ríos-Martínez

  • Esencialmente, los Cristianos que tiene fe son declarados “justos.”
  • Los que son creyentes viven por la fe.
  • Esta justicia viene a través de la fe.
  • El evangelio explica la justicia de Dios.
  • Está disponible no sólo para la persona judía, sino también para todos los demás (los gentiles).